EFECTOS DE LA VERGÜENZA

Nos enciende el rostro y nos obliga a bajar la mirada

Nos lleva a buscar un rincón de la propia alma en el que refugiarnos de la mirada de los demás

Nos provoca remordimientos sobre la naturaleza de lo que sentimos o de lo que hacemos

Nos obliga a cuestionarnos si estaremos haciendo o no lo correcto

Nos infunde sentimientos de culpa y de autodesprecio

Nos esconde nuestros logros y aciertos en un intento de borrarlos

Nos conduce a creer que somos unos ineptos y que el resto de la gente piensa lo mismo

Nos siembra la duda y la abona con nuestras torpezas e inseguridades





La vergüenza nos desprende de la naturalidad y de la confianza, impidiéndonos ser nosotros mismos y desenvolvernos ante los demás como sólo sabemos hacerlo cuando nos sentimos orgullosos de lo que somos y del producto de nuestras acciones. A veces sentimos su amenaza cuando hemos obrado mal, pero muchas otras veces, la percibimos cuando son otros los que obran mal ante nuestros ojos y sus acciones acaban provocándonos el autodesprecio que no les provocan a ellos porque ya se sienten inmunizados ante ella.


Estrella Pisa
Psicóloga col. 13749

Entradas Populares

Imagen

Explorando el Mundo

Imagen

Verdades Relativas