Ir al contenido principal

Entradas

Entradas destacadas

Observándonos sin Vernos

En muchas ocasiones, la mirada es el primer contacto que establecemos con otras personas a quienes acabamos de conocer o con quienes, simplemente, nos cruzamos por la calle. Esa mirada nos aporta información de cómo es superficialmente esa persona, pudiendo atraernos hacia ella o ponernos en guardia si ese primer contacto nos desagrada.
Pero hay veces en que el primer contacto con otra persona no se produce a través de nuestra mirada, sino por medio de la información que otros nos proporcionan de ella. Así, cuando la tenemos delante por primera vez, esa mirada nuestra no puede ser genuina, sino que estará condicionada por lo que ya sabemos o creemos que sabemos de ella.  En esos encuentros, miramos, pero muchas veces lo que vemos nos parece impostado. Porque estamos convencidos de que nos quieren vender una imagen que no se corresponde en absoluto con la realidad.

Algo parecido nos pasa cuando conocemos a alguien que nos parece encantador, pero en cuanto afloran sus ideas políticas, sus …

Entradas más recientes

Queriéndonos en Voz Alta

Conmigo o Contra Mí

Haciendo que las Cosas Pasen

Perseverancia y Genialidad

Probando otras Formas de Entendernos

Meritocracia o Nepotismo