EFECTOS DE LOS MIEDOS

Nos paralizan al hacernos creer que corremos riesgos de peligros tremendos, que en realidad no resultan tales.

Nos acorralan en nuestras penumbras para que no sigamos adelante con nuestros proyectos.

Nos invaden y acaban sometiéndonos a su santa voluntad distorsionada.

Nos ponen límites allí donde antes sólo había campo abierto.

Nos separan de los otros, haciéndonos pensar que no estamos a su misma altura.

Nos esclavizan al hacernos sus prisioneros de por vida.

Nos empequeñecen y nos ningunean, hasta el punto de creernos unos inútiles.

Nos minan las fuerzas y se apoderan por completo de nuestra autoestima.

Nos roban los sueños y derriban nuestras expectativas en la vida.




Y, lo más triste de todo, es que esos miedos nos hacen todo eso, porque se lo permitimos. Porque esos miedos son exclusivamente nuestros. Los hemos creado nosotros. Nadie más los padece ni los obedece. Bastaría con cambiar el chip para que nuestra mente dejase de atormentarnos con ellos.


Estrella Pisa
Psicóloga col. 13749

Entradas Populares

Imagen

Nadando contra Corriente

Imagen

Amando y Siendo Amados

Imagen

Explorando el Mundo

Imagen

Raíces e Identidades